IP48 – Contratos Informáticos

IP48

Tenemos derecho a conocer en forma clara el contenido de los contratos informáticos.

Agradecimientos a Gelical, podcaster de Pataca Minuta, quien nos envió el primer audio correo de este año, a Esko quien nos envió una noticia sobre Medellín y saludos a Nena, Momo y Julio Wong.

Agradecemos los comentarios en el episodio 47 por parte de Norberto, Juan David Escobar, Ramón Rey Vicente, FANatiko, Víctor Vitoria.

En el glosario Valente Espinosa habla del problema del año 2038 (Tomado de el podcast OdaibaNet#45).

En el aparte reivindicativo el equipo de Fuera de Orbita nos dice por qué decidieron hacer el podcast.

.
MENSAJES PROMOCIONALES

Un Podcast Más

Otro Podcast Sobre Linux

OdaibaNet

GPL (Geografía Para Llevar)

Nuestra Música en la Red

Llévatelo Podcast

Chifa Carioca

DESCARGAR PODCAST

Anuncios

15 comentarios to “IP48 – Contratos Informáticos”

  1. anakin Says:

    queria comentarte que no esta el archivo del podcast 😦 . Saludos, muy bueno el podcast

  2. gustavo Says:

    Infinitas gracias para ti Anakin por el oportuno aviso. Ya está solucionado el problema.

  3. Velvet Says:

    Bueno, ¿es que de verdad alguien lee los contratos totalmente? NUnca los leo, y no conozco alguien que lo haya hecho. Estoy de acuerdo en que los contratos deban ser escritos en lenguaje menos académico o por lo menos más amables para el firmante. Si no, dudo mucho que los leamos como debe ser.

    Aunque quizá, —ahora que lo pienso— precisamente por eso hacen los contratos con las caraterísticas que tienen: No les interesa que los entendamos.

    Por cierto, acá hay un buen ejemplo de un contrato o bueno de por lo menos un aviso legal. Da gusto leer un aviso así.

  4. gmontoya Says:

    Velvet: Gracias por tu aporte. Nunca había leido un contrato o condiciones de uso con tanto agrado como este que nos enlazas. Disfruté desde el primer párrafo y hasta la carcajada final.

    Saludos

  5. juan rios Says:

    Mi nombre es Juan Esteban Ríos, soy Colombiano y actualmente estoy haciendo una maestría en diseño en Design Academy Eindhoven en Holanda.

    Desde hace algún tiempo he venido siguiendo el programa. Si bien mi presencia ha sido silenciosa, es momento para participar en esto que considero es una revolución.

    Desde septiembre del 2007 comencé con mi tesis, ‘medios y democracia’ como macrotema. Siendo mas específico, es sobre como extender, proteger y promover los ‘valores democráticos’ de internet.

    Como respuesta de diseño, estoy usando radio transmisores en frecuencia FM, usando el circuito desarrollado por Tetsuo Kogawa con la idea de generar redes alrededor de múltiples transmisiones radiales. Es algo así como una versión análoga de la redes p2p o así es como yo lo visualizo. Más que un producto comercial, busco que las personas cuestionen la tecnología a través de ‘nuevos’ usos y contextos; desafiando al computador como única forma de acceso a internet y proponiendo soluciones que lo hagan mas ‘democrático’ .


    imágenes

    Me gustaría discutir mas en detalle el proyecto, así sea a través de correos, pues considero que sus observaciones pueden llegar a ser bastante valiosas como podcaster y abogado y sobre todo porque es necesario seguir debatiendo públicamente la sociedad y la tecnología.

    Toda la documentación que tengo hasta el momento es en inglés sin embargo puedo traducir los escritos mas relevantes del desarrollo de mi tesis

    Muchas gracias por el podcast, ha sido bastante inspirador.

  6. Ramón Rey Vicente Says:

    Sobre la “letra pequeña” de las licencias de software libre solo puedo decir que: no es letra pequeña, solo hay licencias de distribución de software. Siempre estan visibles para el usuario y no esconden nada. Son problematicos para el usuario final, porque son textos legales en su mayoria (salvo licencias BSD y similares, que son muy sencillas, de cuatro lineas) pero la idea es que se puedan leer y saber exactamente bajo que condiciones puedes redistribuir o modificar el software

    Otro tema son los acuerdos de licencia de software de usuario final (EULA´s) que por ejemplo, definen como se puede usar el software sin perder derecho a soporte técnico por parte de la empresa que te ha vendido el software o con la que has contratado servicios de soporte (sea software privativo o sea libre).

    Ahi si que hay contratos absurdos que dicen cosas como en Visual Studio de Microsoft que NO TE PERMITEN desarrollar aplicaciones que puedan competir con productos de Microsoft, por poner un ejemplo de lo más ridículo que conozco. Otro ejemplo sería el que ponen en aplicaciones como Office que dicen literalmente que personal de microsoft puede entrar en tu casa sin previo aviso para comprobar que el software que uses sea original.

  7. Víctor V. Says:

    Encantado de volver a participar en este blog, por supuesto.
    Una de mis inquietudes personales queda perfectamente reflejada en uno de los temas que han salido en el IP 48: la ley de protección de datos. Desde mi percepción, veo con claridad que el Gran Hermano orwelliano de 1984 ha hecho suyos los tentáculos de internet y de la telefonía móvil para el posible control de las personas, llegado el momento. Se me puede considerar una persona que no tiene ningún reconocimiento público, sin embargo al introducir mi nombre en google – Victor Vitoria – (también es cierto que no creo que haya muchas posibilidades de confusión con este nombre redundante que mis padres tuvieron a bien ponerme), de las veinte primeras direcciones, diez hacen referencia a mis diferentes actividades, empezando por la web de mi colegio.
    Mi pregunta es la siguiente, ¿es delito utilizar una identidad falsa para relacionarse a través de internet?. Imaginemos que siempre que me introduzca en la red lo hiciese desde una personalidad imaginaria pero con una cuenta de correo real. ¿Es eso punible?. Ya sé que con este sistema queda eliminada toda posibilidad de compra a través de internet, pero se podría conseguir cierta intimidad.
    Como suelo decir habitualmente de Informática Popular, gracias por ser una fuente de ideas y lo que es igual de bueno, de preguntas.
    Un abrazo a todo el equipo.

  8. dadotres Says:

    Hola a todos,
    De nuevo saludos y enhorabuena por vuestro podcast.
    He de reconocer que yo tampoco leo los contratos y creo que la gran mayoría hace lo mismo.

    Uno de los problemas que le veo es la gran extensión de texto que hay que leer y el lenguaje enrevesado que utilizan en algunos programas que realmente como vosotros decís invitan a “no leer” y simplemente aceptar los términos y condiciones si quieres utilizar el programa.

    Pero creo que otra de las preguntas es ¿realmente nos importa?.

    Creo que la mayoría de nosotros utilizamos la típica cuenta de correo que sólo tenemos para registrarnos en sitios y que nos den el código para acceder al servicio, con lo que no damos ningún dato real.

    Con el resto de programas que nos piden aceptar los contratos, supongo que inconscientemente aceptamos igual y no tenemos la sensación real de que nos obliguen a algo o que tengamos algún tipo de responsabilidad por el uso del programa.

    Quizás deberíamos de tomarnos más en serio este tipo de contratos ??

  9. JohanMendez Says:

    Hola a todos, soy un podescucha de hace tiempo de Bogotá y no me había atrevido a escribir pues el nivel de comments aca son altos jaja, tengo un PodCast también, se llama “y si hacemos un PodCast” llevamos 0,04 PodCast y esperamos llegar a al primer número entero algún dia, y bueno (después del spam):

    Pues yo creo que los contratos, aunque sean dirigidos a nosotros no están hechos para nosotros los consumidores sino por la reglamentación exigida al momento de sacar un producto, pues no pueden dejar cabos sueltos, para que cualquier malpersona (jeje) que si lea los contratos y vea una falla algo en que pueda perjudicar a los creadores de el software, así que creo que están bien hechos como están, porque no hay que dar PAPAYA papa, jaja, y pues bueno aunque hay algunos contratos un poco absurdos como lo menciona Ramón Rey en su comment, pues deben ser por algo los contratos no se hicieron de la noche a la mañana, y se alimentan de malas experiencias.

  10. gmontoya Says:

    Como andábamos de vacaciones nos atrasamos en los comentarios.

    Juan Esteban: Nos honras con tu audiencia y estamos realmente interesados en conocer tu proyecto porque aborda la tecnología desde una perspectiva innovadora y democrática, que es común con el modo como nosotros queremos analizar la informática en nuestro programa. Ya lo hemos tratado en el grupo y estaremos en contacto.

    Ramón: Tus precisiones son siempre un acierto. En verdad las licencias de software libre por lo general no tienen nada que esconder, porque tampoco están tras ellas los intereses particulares de una gran empresa o corporación, pero aún así suelen tener condiciones (como las de redistribución o modificación del software de que tu hablas), aunque como apunta Juan David Escobar son “amables” en el sentido de estar orientadas a un beneficio común, en lugar de ser agresivas con el usuario. En cambio tras las licencias de usuario final del software privativo están los intereses y prerrogativas de una gran empresa que busca “defenderlos” a toda costa, sin importarle que el usuario, como tu lo reseñas, se vea enfrentado a situaciones absurdas o contrarias a sus derechos. Lo peor de todo este cuento es que muchos de quienes aceptan esos contratos, aún creen que las grandes corporaciones quieren favorecerlos y se someten a condiciones lesivas convencidos de su propio bien, cuando en la realidad a esas comañías únicamente les importa su particular beneficio (no nos cansaremos de insistir en ello).

    Gracias a todos por sus comentarios. Ya iremos dándoles respuesta aquí o, sin falta, en el programa.

  11. gmontoya Says:

    Hola Victor: Compartimos tu inquietud sobre el Gran Hermano y, en especial Juan David ha insistido desde varios programas atrás en que 1984 ya está aquí, porque la informática ha permitido a los gobiernos cada dìa mayor control sobre los ciudadanos, mediante diversos mecanismos (allí caben todos los gobiernos, cual más, cual menos, según los avances tecnológicos a su alcance, lo que ha sido patente desde hace mucho y con la complicidad de muchos, como se deduce, por ejemplo, de la obra IBM y e Holocausto de Edwin Black).

    Sin embargo, el real peligro no radica propiamente en el espíritu y disposiciones de la ley de protección de datos, sino en que frente a los derechos y protecciones se introducen excepciones con una terminología manida y gaseosa en la que se incluyen: Seguridad pública, defensa nacional, interés público, funciones de control de la Administración, seguridad del Estado, entre otras expresiones (como puede leerse en las excepciones del artículo 24 de la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales de España, o en las del artículo 13 de la Directiva 95/46/CE) , y más palpable se hace el control en leyes tales como las de retención de datos (denominada en España “de conservación de datos” que trata de la “obligación de los operadores de conservar los datos generados o tratados en el marco de la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas o de redes públicas de comunicación, así como el deber de cesión de dichos datos a los agentes facultados…”).

    Dadotres: Comparte con Víctor la inquietud en cuanto a la personalidad ficticia unida a una cuenta de correo real, que todos o la mayoría en algún momento utilizamos en las relaciones o transacciones en internet. Desde mi punto de vista, esta conducta corresponde al ejercio de mi derecho al anonimato (que se incluiría en las esferas de la privacidad, como lo propusimos en el programa IP09) y obviamente, por ser ejercicio de un derecho, no tiene carácter ilícito. Lo anterior siempre y cuando esa sea la intención y se trate de una personalidad ficticia , porque si se trata de una suplantación. hurto de identidad o, para hablar en términos jurídicos de la legislación colombiana, de una falsedad personal, ya es un caso diferente con entidad delictiva porque existe un ánimo de provecho ilícito o de causar daño.

    Claro que al utilizar una personalidad ficticia pueden darse consecuencias CIVILES (mas no penales) en la validez de las transacciones o contratos, pues si bien en la mayoría de los casos lo que importa es la validez de la cuenta de correo (para poder enviar publicidad u otros materiales), hay casos concretos en los cuales en el contrato se especifica que la comprobación de inexactitud o falta de veracidad en los datos suministratos dará lugar a la terminación del contrato o a la suspensión del servicio y, eventualmente en casos extremos, podrían cobrarse los perjuicios económicos pero siempre previa una demanda judicial de carácter civil.

  12. gustavo Says:

    Johan: Qué bien que te decidiste a comentar. desde el comienzo estamos siguiéndole la pista a ¨y si hacemos un podcast¨ (hasta te dejé un comentario, pero como aun no tienen su propia página es difíl hacer seguimiento). A propósito: En el podcast han aludido a que nosostros tenemos una pelea casada con el Blogotemático, pero en realidad lo que tenemos con ellos son diálogos interpodcásticos.

    En relación con tu comentario sobre los contratos: Es verdad que la mayoría no están redactados para los consumidores o dirigidos a ellos, sino que se elaboran tratando de cubrir todos los aspectos que en un momento dado pudieran dar lugar a conflictos (y en buena medida pueden responder a experiencias litigiosas), pero precisamente nuestra crítica radica en que no se haga un resumen previo que sea claro y entendible para el usuario, antes de entrar en todos los aspectos técnicos y legales que bien pueden ir en anexos (hay contratos que simplemente incluyen enlaces hacia otros documentos que contienen las políticas de privacidad y las características técnicas). No se aprovechan todas las posibilidades de los nuevos medios para hacerle la vida más facil al usuario, sino que se siguen redactando los contratos como se hacía antiguamete en papel (las empresas actúan como si no se hubieran dado cuenta que los contratos en formato electrónico, con el uso de las posibilidades de tal formato, son tan válidos como los que tienen el antiguo formato de papel).

  13. Amilcar Says:

    Que tal, soy un seguidor del programa, es sencillamente excelente.
    Esto de los contratos es muy util no solo ne informatica si no en toda las areas de donde se derive responsabilidades.

    Hace poco escuche un audio que me gustaría checaran y dieran su aopinion ya que toca el tema de las leyes su interpretacion y el lenguaje.

    la liga es:

    http://www.mty.itesm.mx/dinf/dsai/lb/deanda/home.htm

  14. gmontoya Says:

    Amilcar: Gracias por el enlace (recomendamos y recomendaremos seguirlo). Ya bajé el audio libro y me pondré en la tarea de escucharlo para darte una opinión.

    En la interpretación de la ley y los contratos juegan papel determinante los problemas del lenguaje y por lo tanto hallar el verdadero significado de las palabras es una tarea compleja (mi referente predilecto en este campo es Stephen Ullmann).

    Saludos

  15. Velvet Says:

    A Johan (y sin haber oído su podcast) sólo aclararle que tal y como dice don Gustavo no hay ninguna pelea, ni enemistad ni nada por el estilo. Al contrario, hay un gran respeto y admiración por Informática Popular y por cada uno de sus realizadores de parte nuestra.

    Sí, hemos tenido ‘diálogos interpodcasticos’, esto es, hablamos uno del otro en nuestros episodios. Muy divertido entre otras cosas.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: